Ens odien per culpa nostra

S’ha debatut i votat al Congrés una proposició no de llei presentada pel PP “per manifestar la necessitat de no discriminar el consum dels productes de les empreses catalanes”. Un extraterrestre acabat d’aterrar potser ho interpretaria com una mostra de bona voluntat i un esforç d’acostament. Però només ell. Al nostre marcià apenes li caldrien uns minuts per llegir tota la proposició i comprendre que el PP no pot deixar de manifestar-se tal com és. Així, la proposició que pretesament vol dir als espanyols que deixin de fer boicot als productes catalans -el mateix boicot que el PP ha animat-, … Continuar leyendo

Anatomía de un reproche

Regreso al vídeo para observar y oír a Pablo Iglesias reprochar a los independentistas haber despertado, sin querer o tal vez, añade, queriendo, “el fantasma del fascismo”. La frase, para nada improvisada, presenta diferentes capas de significado. En una primera lectura, la más obvia, aflora la injusticia del reproche. La acusación no es aceptable dadas las consecuencias que para el independentismo ha tenido, tiene y tendrá, la acción, en la calle, en los despachos, de la extrema derecha. La sentencia de Iglesias va más allá de la perversión, tan usada estos días, de igualar a víctimas y verdugos. El líder … Continuar leyendo

Ulleres basques per llegir Catalunya?

Qualsevol observador, per poc entrenat i perspicaç que sigui, conclourà fàcilment que Espanya ha gestionat de forma extremadament maldestra la situació catalana. És més, si el sobiranisme i l’independentisme han arribat tan lluny ha estat en part gràcies a aquesta incapacitat, que, de tan persistent, sembla cosa de la fatalitat o la genètica. Tractar d’explicar per què la política espanyola s’equivoca tant quan aborda el que, d’entrada i ja erròniament, planteja com “ el problema catalán ” no és un exercici senzill. Al meu entendre, i expressant-ho amb traç gruixut, una de les raons, no pas l’única, és la mandra. … Continuar leyendo

Veure clar d’on fugim

“Miro endavant i no veig clar on anem, llavors miro endarrere i veig clar d’on fugim”. O una cosa molt semblant deia la pancarta que tant li va cridar l’atenció durant l’última gran manifestació independentista, l’11 de novembre passat. Va ser la manifestació per reclamar l’alliberament dels empresonats. La de les llanternes enceses als mòbils. L’11 de novembre va sortir molta, moltíssima gent al carrer. El meu amic, des de fa molts anys ficat en política i compromès amb el país, va voler ser al carrer Marina aquell dissabte, tot i que la veritat és que no li anava gens … Continuar leyendo

El 21-D i l’hormona Puigdemont

Lo que se ha considerado durante meses un dato, como un elemento sobre el que no valía la pena interrogarse, cambió repentinamente hace unos cuantos días. Fue cuando el ‘president’ Carles Puigdemont anunció que estaba dispuesto a competir en las elecciones convocadas por el Gobierno español para el 21 de diciembre. Hubiera preferido Puigdemont encabezar una reedición de Junts pel Sí –con este u otro nombre–, pero ERC, legítimamente, se negó a participar en la operación. Y esta vez resistió las presiones. Con todo, Puigdemont siguió adelante, lo que obligó a su partido, el PDECat, a apoyarle, a aceptar la … Continuar leyendo

Una etapa que termina

La declaración de independencia votada en el Parlament el pasado día 27, aquel viernes después de aquel jueves tempestuoso, fue una declaración sin ningún efecto práctico. Era obvio que la Generalitat no iba a poder tomar el control del país, esto es, fronteras, infraestructuras, comunicaciones, etcétera. Lo sorprendente, al menos para mí, no fue eso sino el inmediato y absoluto vacío que se produjo. Cuando apenas había nacido, la República Catalana se diluía ante nuestros ojos como un espejismo. En mi niñez solíamos divertirnos, en el patio de la escuela o en la calle, con el juego del pañuelo. Se … Continuar leyendo

¿Cárcel más ilegalización?

El encarcelamiento, el jueves, del vicepresidente Oriol Junqueras y de otros ocho miembros del Govern fue procurado por el fiscal general, José Manuel Maza, y por la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela. Tras un primer momento en que se pretendió dispersar a los consejeros y consejeras en diferentes prisiones, como si de terroristas condenados a largas penas se tratara, se optó por mandar a las mujeres a Alcalá-Meco y a los hombres a Estremera (a unos 70 kilómetros de Madrid). Se ahorraron, nos ahorramos, el enésimo intento de humillación. Aludir al riesgo de fuga –cuando se acababan de … Continuar leyendo

L’independentisme: coses a corregir

No abordaré aquí (hi ha molta gent i molt sovint que ho fa) els greus abusos que comet pràcticament cada dia el govern espanyol i el seu aparell judicial i policial. Tampoc el comportament dels molts mitjans de comunicació o d’altres poderosos actors al servei del nacionalisme d’Estat. El resum de tot plegat és que, la democràcia espanyola, així que ha estat posada a prova per la qüestió catalana, ha evidenciat que és una democràcia molt prima, molt fràgil quant a les seves conviccions i valors fonamentals. Dit això, voldria ocupar-me del futur, del futur immediat, del sobiranisme i l’independentisme. … Continuar leyendo

La chistera de Rajoy

Las gestiones de diversos intermediarios, en especial del lendakari Urkullu, llevan a Puigdemont a creer que si, en lugar de declarar la independencia, convoca elecciones inmediatamente es posible evitar la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Pero no se fía de Rajoy ni del PP. Han sucedido demasiadas cosas para que eso sea posible. Necesita garantías de lo que, a través de terceros, se ha ido dibujando. Intenta el jueves que Rajoy le dé esas garantías y, a poder ser, se comprometa con ellas públicamente. No lo consigue. Dos elementos hacen que los recelos aumenten: unas agresivas manifestaciones de … Continuar leyendo

Rajoy ordena mano dura

Lo de vencer sin convencer es algo que no inquietaba a algunos mandamases españoles de antes ni, ha quedado bien acreditado, tampoco de ahora. Lo que sigue molando es tumbar al otro, infligirle una derrota cuanto más áspera más gloriosa, aunque haya que retorcer las leyes que uno blande como un crucifijo y jura farisaicamente proteger. Todo vale. Lo que está mal visto, mucho, es rebajarse a hablar, no digamos ya a negociar. Hablar y negociar son verbos nada recios, que solo conjugan los débiles de carácter. Más aún si a quien se tiene enfrente se le considera un siervo … Continuar leyendo